Acupuntura y Formación para Terapeutas.

Primero, la opinión de mis clientes, después te cuento más cosas.

Excelente
A base de 40 reseñas
Ana
Ana
2024-04-02
Tenía dolores de espalda muy molestos que no me dejaban moverme con libertad. Después de acudir a distintos sitios y tomar medicamentos que no me aliviaban, Gerardo consiguió que la situación cambiase por completo. Muchas gracias.
susana senra
susana senra
2024-04-01
Totalmente recomendable,
Marta Charro
Marta Charro
2024-03-31
Muy recomendable. Me está ayudando mucho
Maria SP
Maria SP
2024-03-28
Tras acudir durante años a distintos terapeutas, por fin encontré con Gerardo la solución a mis problemas de columna. Y el contenido de su membresía me resulta interesante. Gracias por estar ahí.
Olga Leis
Olga Leis
2024-03-27
Excelente el trato, mucho conocimiento y disponibilidad. Salí nueva!! Lo recomiendo 💯
guadalupe pardiñas
guadalupe pardiñas
2024-03-26
Estoy muy contenta con el trabajo de Gerardo, su manera de atenderte es fenomenal, y estoy muy contenta de haber venido.
Giselle Cunha
Giselle Cunha
2024-03-26
Muy contenta con el resultado. Buen profesional. Recomendable
Adrián Dehollain
Adrián Dehollain
2024-03-26
Una experiencia buenísima. Gerardo es un maestro en lo q hace. Me alegro mucho de haberlo conocido. Salí de su consulta como nuevo física y anímicamente. Estoy muy agradecido

El conocimiento de cómo funciona tu energía, es el primer paso para que sepas gestionar tu cuerpo, tu mente y tu alimentación.

Gerardo Mella

Para ser terapeuta, he tenido que pasar por muchas fases.

 

  • He aprendido terapias.
  • He aprendido a cuidarme.
  • He aprendido a hacer páginas web.
  • He aprendido a montar una empresa.
  • He aprendido a vender.

Sólo han sido 12 años.

 

12 años de errores, meteduras de pata, formaciones que no me llevaron a nada, pérdidas enormes de tiempo y mucha frustración.

 

Eso es lo que te espera si quieres ser terapeuta y no tienes las cosas claras.

 

Ya, y donde está esa formación?

 

Pues, así, sin querer queriendo, resulta que es lo que he estado haciendo estos dos últimos años.

 

Si sigues mis correos, te estarás dando cuenta de lo que te estoy diciendo.

 

Y lo más importante, mi obsesión porque las cosas sean fáciles.

 

Y para eso te ofrezco mis cursos.

 

Cursos de aprendizaje fácil.

 

Si, fácil.

 

No he dicho que te lo vas a saber en una semana.

No he dicho que no tengas que estudiar.

No he dicho que tengas que trabajar poco.

 

He dicho fácil.

 

Porque las cosas se vuelven muy fáciles cuando sabes cómo hacerlas.

Porque las cosas se vuelven fáciles, cuando sabes a quien acudir.

Porque las cosas se vuelven fáciles cuando las haces una y otra vez.

 

Y para que sean fáciles, he tenido que separar todas mis formaciones para que tengan un orden.

 

Lo primero que tienes que hacer para ser terapeuta, es conocer una terapia.

 

Una.

 

Puedes conocer mil, si, pero con una es suficiente.

 

Y para eso tengo tres formaciones.

 

Cada una tiene su nivel de facilidad.

 

La Acupuntura, es bastante fácil.

La Kinesiología, es fácil.

El Biomagnetismo, es muy fácil.

 

 

El biomagnetismo lo controlas en tres meses.

 

La Kinesiología, la controlas en 6 meses.

 

La acupuntura, la controlas en un año.

 

 

Te hablo tiempos con dedicación y estudio, claro.

Si te vas a limitar a dos horas a la semana en el fin de semana, pues entonces estos tiempos no te sirven para nada.

Hace 11 años estaba haciendo mudanzas con mi camioncito por toda España.

Mi hija tenía 2 años, mi mujer estaba sin trabajo y yo tenía una furgoneta con Lona y muy pocas opciones.

Igual te parece algo normal, pero te cuento, porque en mi vida he tocado el cielo y el infierno.

Empecé a trabajar a los 15 años, siempre trabajos de los de siempre, sobre todo camarero y repartidor.

Y como siempre quise ser empresario, pues monté una empresa de mensajería urgente, ya que era lo que conocía.

Y me fue bien, conseguía clientes fácil y llegué a tener la empresa de mensajería inmediata más grande de Coruña.

NO es ningún logro, era el más barato…

Pero gracias a eso, compré una franquicia de MRW y gracias a eso, pude hacerme con otra franquicia más rentable, se llamaba DRIVERPACK.

Todo iba perfecto.

28 empleados, ganaba dinero y había empezado desde abajo.

Peeero, la vida es así de caprichosa y ocurrió lo inesperado.

Mi formación empresarial, dejaba mucho que desear, pero a base de querer, lo había conseguido.

Sentir esa sensación de que consigues lo que quieres, es maravillosa.

El tema, es que la franquicia cerró en toda España y me quedé con una deuda de 150,000 euros, unos 25 millones de las antiguas pesetas.

Y a partir de ahí, otra vez a empezar.

Al nacer mi hija, yo estaba muy tranquilo, tenía otra pequeña franquicia de otra empresa (Envialia) y no era una maravilla, pero estaba conforme.

Ahora imagínate:

Tengo la posibilidad de cambiar de marca, vamos, de cambiar de empresa de transporte y la situación era la siguiente:

Pagaban un 50% más la entrega de mercancía.

Me ahorraba un 20% en los envíos que yo hacía.

La empresa era más grande y realizaba mejor las entregas.

Tenía el triple de mercancía para entregar, pero sólo necesitaba doblar mi plantilla.

El escenario, era perfecto…

Te suena?

Pues ocurrió.

Esta vez no cerró, pero por causas que ya te explicaré en uno de los cursos de gestión empresarial, acabé tomando la decisión de cerrar la empresa.

Todo había salido mal.

Y alguien con mi experiencia, no lo pudo evitar.

Con lo que sé hoy, sí que lo hubiera evitado.

Bueno, que al cerrar la empresa me puse a buscar trabajo, y todo el mundo me decía lo mismo:

Esto es poca cosa para ti.

Pero que poca cosa ni que hostia! necesito pagar la hipoteca!!!

Vamos, que no me quedó más remedio que comprar un camión y ponerme a trabajar por mi cuenta.

13 años más tarde, mi vida es muy distinta.

Soy terapeuta, acupuntor y nutricionista.

Sí, ya lo sé, un cambio enorme.

Pues déjame decirte, que tu también estás a tiempo de cambiar. Yo lo hice a los 40 años, y volvería a hacerlo con 50 o 70.

La verdad, es que siempre había soñado con ayudar a la gente, con enseñar a los demás la mejor forma de hacer las cosas.

Y por fin lo he conseguido.

Durante 4 horas diarias, de lunes a viernes, atiendo de forma presencial.

Principalmente, utilizo la acupuntura, pero eso no es lo importante, lo importante es que sé porque no tienes energía y me encargo de dártela.

 

Y para llegar a más gente, tengo cursos de formación. Todos ellos siempre están orientados con el mismo objetivo: 

Mejorar tu vida.

Si eres terapeuta, mis cursos te van a dar un empujón en la forma de entender el cuerpo, los músculos, los bloqueos emocionales y la gestión de tu empresa.

Si no eres terapeuta y te gustaría serlo, estas en el lugar indicado.

Todos los días escribo un correo hablando de algo relacionado con los cursos de formación y dándote detalles de cómo puedes hacer un cambio en tu vida, como lo hice yo.

Ya se acabó la página, dame tu correo, que si no, no puedo contarte más cosas:

Inscripción correo diario Gerardo Mella:

Tu salud, depende de tu energía.

Tu energía, depende de tu conocimiento.

Tu conocimiento, depende de ti.

Gerardo Mella