Maestro de la Energía

Si tienes dolor, es energía estancanda.

Si tienes estrés, tu energía va muy rápida.

Si tienes depresión, tu energía va muy lenta.

Si tienes ansiedad, No tienes energía.

 

Tienes la capacidad de controlar tu energía para resolver tus problemas y no lo sabes.

Si te interesa conocer cómo funciona la energía en tus músculos, en tu mente y en tus emociones tengo mucho que ofrecerte.

-Cursos en los cuales podrás trabajar tu Energía y la de tus pacientes.

-Y la membresía de la Energía, donde cada semana te ofrezco 3 audios de puro aprendizaje con casos reales.

Primero, la opinión de mis clientes, después te cuento más cosas.

Excelente
A base de 36 reseñas
Maria SP
Maria SP
2024-03-28
Tras acudir durante años a distintos terapeutas, por fin encontré con Gerardo la solución a mis problemas de columna. Y el contenido de su membresía me resulta interesante. Gracias por estar ahí.
Olga Leis
Olga Leis
2024-03-27
Excelente el trato, mucho conocimiento y disponibilidad. Salí nueva!! Lo recomiendo 💯
guadalupe pardiñas
guadalupe pardiñas
2024-03-26
Estoy muy contenta con el trabajo de Gerardo, su manera de atenderte es fenomenal, y estoy muy contenta de haber venido.
Giselle Cunha
Giselle Cunha
2024-03-26
Muy contenta con el resultado. Buen profesional. Recomendable
Adrián Dehollain
Adrián Dehollain
2024-03-26
Una experiencia buenísima. Gerardo es un maestro en lo q hace. Me alegro mucho de haberlo conocido. Salí de su consulta como nuevo física y anímicamente. Estoy muy agradecido
mibai el gladiador
mibai el gladiador
2024-03-26
Bastante recomendable, 10/10 y lo más importante es la comodo que te sientes dura te la la consulta
javier servando lopez enriquez
javier servando lopez enriquez
2024-03-26
Muy buen profesional. Con el tratamiento he mejorado muchísimo. Lo recomiendo.
Ana LT
Ana LT
2024-03-26
La mentoría es maravillosa, de lo mejor que te puedes encontrar. Y como terapeuta es, con diferencia, el mejor al que he ido, además te da un trato exquisito y muy cercano. Mi terapeuta de referencia, sin duda. Muchas gracias, Gerardo.
Marta Palomares
Marta Palomares
2024-03-26
Totalmente recomendable! Hace ya años que voy a ver a Gerardo y siempre me ayuda con diferentes terapias alternativas. Desde el primer momento en que entré en su consulta, me sentí acogida y escuchada. Lo que más valoro es el enfoque personalizado y su compromiso con mi bienestar general, centrándose, no solo en tratar mis síntomas físicos, sino también abordando mis preocupaciones emocionales y mentales de manera integral.

El conocimiento de cómo funciona tu energía, es el primer paso para que sepas gestionar tu cuerpo, tu mente y tus emociones.

Gerardo Mella

Siempre he dirigido mi vida. 

Excepto una  vez, en que mis supuestos amigos se encargaron de mi despedida de soltero.

Tuvieron la original idea de llevarme a Salamanca disfrazado de torero. No sé con cuántos toreros me encontré. 

La cuestión es que acabamos todos en el mismo sitio. Una plaza de toros con una vaquilla suelta. 

La idea era torear a la vaquilla. No recuerdo si tenía capote o muleta. 

Yo soy muy de observar. 

Con dieciocho años, cuando iba a una discoteca, lo primero que hacía era dar una vuelta de reconocimiento para ver dónde estaba la gente conocida, la gente a evitar y las salidas de emergencia. 

Entonces observé cómo la vaquilla, una y otra vez, embestía a todos los capullos que se ponían delante a querer torearla. 

Tenía que buscar una solución.

Y tenía que ser rápido, porque me tocaba a mí.

Ahí estaba. 

En la arena.

Y la vaquilla me miró. 

Y yo la miré.

Y yo no quería que viniera. 

Y ella quería venir. 

Y vino. 

Entonces hice algo que no había hecho nadie. Tiré la muleta, la agarré por los cuernos y mientras la sujetaba, le decía:

“Yo no te toreo, pero tú a mí no me jodes.”

Y la cosa quedó en empate. 

Soy de los que me gusta ganar. Pero en esta ocasión el empate me pareció lo más justo.

 

En general, mi vida es así. 

Prefiero cogerla por los cuernos (a la vida) y si no puedo dirigirla, por lo menos que no me dirija a mí.

Esta obsesión mía por observarlo todo me ha traído hasta aquí. 

 

Hay algo común que se repite una y otra vez en cualquier formación que haya cursado en mi vida. 

Y todo gira en torno a la Energía. 

Hay una frase que se repite mucho entre los terapeutas y es “hay que buscar el origen del problema”.

Yo ya lo sé. 

Es la energía.

Bueno, la falta de energía. 

 

Con veintiún años era capaz de atender el mostrador de mi agencia de transporte, hablar con un cliente por teléfono, hablar con un repartidor por el otro teléfono, tener dos llamadas en espera, hablar con mi socio y pensar qué iba a hacer por la noche. 

Todo a la vez.

No sabía lo que era el estrés. Tenía mucha energía.

Hoy con cincuenta años, si hago dos cosas a la vez ya tengo que tener cuidado. Porque en una me equivoco seguro.

Soy más tonto? No creo.

Sólo tengo menos energía. 

 

Los maestros de la energía son los chinos, con su famosa acupuntura. 

Si hablamos de postura corporal, hablamos de cómo está distribuida tu energía. 

Si hablamos de alimentación, hablamos de cómo obtienes energía.

Si hablamos de la respiración, hablamos de cómo gestionas la energía.

Si hablamos de las emociones, hablamos de a dónde se dirige tu energía. 

Si hablamos de ansiedad, hablamos de tu falta de energía.

Si hablamos de problemas sin resolver, hablamos de tu bloqueo de energía. 

En fin, siempre hablamos de la energía. 

 

Durante 4 horas diarias, de lunes a viernes, atiendo de forma presencial.

Principalmente, utilizo la acupuntura, pero eso no es lo importante, lo importante es que sé porque no tienes energía y me encargo de dártela.

 

Y para llegar a más gente, tengo cursos de formación. Todos ellos siempre están orientados con el mismo objetivo: Equilibrar tu Energía.

Hay muchas formas de hacerlo.

Por eso cada semana saco un audio nuevo con el que tú también podrás aprender a manejar tu energía. 

 

Me refiero a la energía real.

De la que hace que te muevas, de la que provoca tu respiración, tu alimentación, tu movimiento.

De la que se queda bloqueada y provoca tu dolor, tus enfermedades, tus cansancios, tu forma de ser y tus relaciones.

De la que influye en tu estado emocional y en tu patrón de comportamiento.

De la que, si sabes manejar, puedes controlar tu energía emocional.

 

Para estar informado, todos los días envío un correo electrónico, donde tengo tres objetivos:

1- No aburrirte.

2- Contarte trucos que mejoren tu energía.

3- Venderte mis servicios. 

 

Sí, ya lo sé, quiero venderte mi conocimiento.

Es que uno no puede vivir del aire, bueno por lo menos yo.

 

Ya se acabó la página, dame tu correo, que si no, no puedo contarte más cosas:

Inscripción correo diario Gerardo Mella:

Tu salud, depende de tu energía.

Tu energía, depende de tu conocimiento.

Tu conocimiento, depende de ti.

Gerardo Mella