Acupuntor y formador en Acupuntura, Salud y Ventas.

La forma de vender un producto tiene siempre el mismo camino:

 

1- Estudias, aprendes y practicas.

2- Validas todo esto con resultados.

3- Inicias el proceso de venta de tu “servicio” o “producto”

 

Llevo trabajando desde los 15 años, y desde que empecé a formarme allá por el año 2008, no he parado.

 

Y he descubierto que lo que más me gusta, es enseñar.

 

Siempre busco la forma de que sea más fácil, más entendible y más efectivo.

Es cierto que se necesita constancia y trabajo, sin eso sólo hay la nada absoluta.

 

Y hablando de constancia, Ya casi llevo un año enviando un correo todos los días.

Todos.

Y cada vez me gusta más hacerlo, y cada vez me resulta más fácil.

Es uno de los efectos de la constancia.

 

Cada correo es un ejemplo de Copy o escritura persuasiva para vender un producto o servicio.

Sólo leyendo los correos, además de ser interesantes por el contenido, lo son también por el formato.

 

 

 

Lo que voy a hacer, es venderte mis servicios.

Son servicios de Acupuntura, Salud y Ventas.

 

 

Cuidado!! leer mis correos tiene un efecto importante, igual te entran ganas de empezar a cambiar cosas en tu vida. Además, recibes de regalo un audio donde te explico los 9 pasos que sí o sí tienes que cumplir para ganar dinero de verdad. Y te lo digo desde la experiencia.

Tengo varias formaciones, pero como manda la lógica, sólo atiendo a una formación a la vez.

Presencialmente, atiendo en A Coruña con sesiones de Acupuntura, puedes solicitar una sesión en este enlace:

www.gerardomella.com/acupuntura

Ahora mismo, Tengo abierta la membresía de ventas, en la cuál puedes aprender técnicas de venta y escritura persuasiva.

Y te cuento muchos, pero muchos trucos que evitarán cerrar tu empresa.

Puedes apuntarte en este enlace:

https://gerardomella.com/cursos-membresia-para-ganar-dinero/

A continuación, te voy a mostrar varios tipos de cartas de ventas.

Normalmente, una carta de ventas es viva y va variando cada cierto tiempo.

yo he decidido dejarlas aquí, para que las puedas analizar.

 

Espero que puedas sacarles mucho provecho.

Hola, soy Gerardo Mella, terapeuta y empresario.

Quiero ofrecerte mis servicios y lo voy a hacer de una forma especial.

No quiero que me compres ahora, entiendo que la venta no funciona así, porque no me conoces de nada.

Quiero que te apuntes a mi listado de correo, para poder enviarte un mail todos los días.

En ese mail, voy a tratar de convencerte para que contrates mis servicios.

Y te ofrezco algo a cambio, claro.
Un audio en el que te explico como monté un negocio exitoso, rentable y el error que cometí para que sólo durara un mes.



Y eso es gratis.

Si te apuntas al correo diario.


Mis servicios constan de lo siguiente:

Hay dos temáticas, que aunque están diferenciadas, yo no las entiendo por separado.

Por un lado, te voy a describir mi experiencia de 34 años como empresario y vendedor, y te voy a decir todos los trucos para vender más, para no perder el tiempo con clientes que no te contratan, para que entiendas de una vez, cómo va esto de vender servicios.

Y sólo esta parte, cubre con creces el coste del servicio.

Por otro lado, soy terapeuta, entonces te voy a mostrar cómo es el comportamiento de tu cliente, cómo afecta la salud a sus decisiones (y a las tuyas) y cómo puedes hacer para tener una actitud que te permita hacer lo que realmente piensas.

En definitiva, si te interesa saber técnicas de ventas, aquí lo tienes.
Si te interesan temas de comportamiento, Psicología y salud, aquí lo tienes.

Si sólo te interesa una, tómate la otra como un regalo, como un extra, pero estoy seguro de que cuando lo veas, entenderás que no tiene sentido una sin la otra.

Inscríbete a mi correo diario, y todos los días recibirás consejos para mejorar tu facturación y tu salud.

 Es gratuito y puedes darte de baja cuando quieras.

Inscripción correo diario Gerardo Mella:

He pasado por lo mismo que tú.

He planificado mi empresa.

Me he formado para saber bien mi negocio.

He trabajado horas y horas.

He tratado a la gente muy bien, dándole todo.

He visto como la gente te dice que quiere venir y no viene.

He pasado más horas atendiendo gente que al final no ha venido, que antendiendo a la que viene.

He hecho publicidad en Facebook, Google y demás medios.

He aprendido a hacer webs.

 

Y nada.

Trabajo, trabajo y más trabajo, sin mejorar mi facturación.

 

Puede que te haya pasado lo mismo.

 

Puede que seas un terapeuta al que le encanta ayudar a la gente.

Puede que seas una de esas personas que tienen una afición con la cual podrías ganar dinero.

Puede ser que tener un negocio, no te motiva, lo que te motiva es ganar dinero.

 

El 90% de los terapeutas sobrevive todos los meses.

El 90% de la gente que tiene una afición convertible en dinero, nunca lo conseguirá.

 

¿Y sabes porqué?

Porque no te gusta vender.

Te gusta ganar dinero.

Te gusta hacer tu trabajo.

Y lo que más te gusta, es hacer tu trabajo ganando dinero.

 

Ahora viene lo malo:

Hay que trabajar la parte que no te gusta.

La parte de vender tus servicios o producto.

 

Y esa parte no la enseñan en las escuelas.

Todos los días, repito, todos los días escribo un correo electrónico hablando de cómo ganar más dinero con tu negocio.

Y voy a tratar de venderte mis servicios, que consisten en una formación mensual para ganar más dinero con tu negocio.

Porque me gusta ganar dinero todos los días.

 

Soy Gerardo Mella, terapeuta y empresario desde hace más de  30 años y las he vivido todas.

 

Podría decirte aquello de:

“He montado más empresas, chupado más cervezas y visto más culos y tetas que tú y todos tus amigos juntos”.

 

Me he enfrentado a la ruina 4 veces y salí de cada una de ellas.

 

Ahora, con más de 34 años de experiencia, tengo el culo pelao.

 

Y quiero que tengas la información que yo no tuve, que nadie me dijo y por lo cual me ha pasado todo lo malo de tener un negocio.

 

Quiero compartir contigo las lecciones que la vida me enseñó, los motivos por los cuales no me fué bien hasta ahora en los negocios, para que puedas montar tu empresa sin pasar por la misma mierda que yo me comí.

 

Te voy a enseñar a ganar dinero, para que seas libre.

Libre de jefes, de malos clientes y de malas decisiones.

 

Dame tu correo electrónico, y tendrás un motivo todos los días para cambiar tu forma de vida.

 

Inscripción correo diario Gerardo Mella:

Esto va a funcionar sí o sí.

 

He dicho esa frase más veces de las que recuerdo.

 

Voy a montar un bar y va a funcionar. Cerré.

 

Voy a montar una empresa de transporte, cerré.

 

Voy a montar otra empresa de transporte, volví a cerrar.

 

Voy a montar, esta vez sí, por mis cojones, otra empresa de transporte…   adivina…  cerré.

 

Si el pensamiento que tienes en tu cabeza es aguantar lo que sea para no cerrar tu empresa, te voy a decir una cosa. 

 

Cierra.

 

Cierra ya, cierra hoy, mañana no, hoy.

 

¿Sabes qué hacemos en esas situaciones?

 

  • Meditamos, meditamos mucho.
  • Buscamos otro curso con la terapia definitiva que esa sí, esa en concreto va a provocar que la gente haga cola para que la atendamos.
  • Los otros 15 cursos anteriores no, el bueno es éste.
  • Nos quejamos de que la gente no tiene dinero porque es Enero.
  • Pensamos en que si le hubiera hecho precio a este cliente, seguro que volvía.
  • Estoy tranquilo porque me han dicho tres o cuatro personas que el mes que viene empezaban…
  • Estamos más horas en el trabajo.
  • Hasta limpiamos, porque nos relaja…

Y todo esto no nos deja ver la realidad.

 

En mi caso, ahora sé cuál fué.

 

No me gustaba vender y no sabía gestionar empleados.

 

Hoy puedo decir, que además de no gustarme vender, no sabía hacerlo.

 

25 años más tarde me dí cuenta de porqué:

 

¿Sabía técnicas de venta?  Muchas.

¿Me gustaba hablar con los clientes? Sí.

¿Tenía un buen producto? Sí.

 

Con todo eso, no vendía.

 

¿Por qué?

 

Porque no era constante, me daba mucha pereza visitar en frío.

Porque lo mejor que sabía ofrecer era un buen precio.

Porque cuando me lo pedían, siempre ajustaba aún más el precio.

Porque no era capaz de disimular mi necesidad de vender.

Porque no aplicaba un sistema fijo.

 

¿Sabes qué hice?

Contraté un comercial…

 

Pero, claro, ya te dije antes que no gestiono bien a los empleados, por eso no los tengo.

 

Conclusión:

Cierre.

 

No sé si llego a tiempo para evitar que tú también cierres.

 

Sé, que si aplicas lo que te digo, tu facturación va a crecer.

 

Te voy a enseñar a ganar dinero, para que seas libre.

 

Libre de jefes, de malos clientes y de malas decisiones.

 

Dame tu correo electrónico, y tendrás un motivo todos los días para cambiar tu forma de vida.

 

El correo es gratis, y te cuento cosas interesantes que he vivido y que pueden hacer que no caigas en mis mismos errores.

 

Inscripción correo diario Gerardo Mella:

Los negocios tienen tres pilares fundamentales:

   Pilar 1- El conocimiento práctico.

Lee otra vez: El conocimiento práctico.

Si eres de los que tienes mil cursos, pero no los has puesto en práctica, no hace falta que te diga, que sirven de poco.

Cada día te voy a dar pistas sobre conocimientos adquiridos en la práctica, tanto para bien como para mal.

Recuerdo que con 18 años, era un comercial de una agencia de viajes.

Por tercer año, organizaba excursiones en institutos.

Mi contacto parecía un tío legal…

Si te das de alta en mis correos diarios, recibes de regalo un audio donde te cuento lo legal que fue otro “socio” y que me llevó a montar una empresa de éxito en un mes, y cómo se fué al garete, en otro mes.

 

Pilar 2: Constancia a Tope – El Maratón Inesperado 

Recuerdo la vez que me inscribí en una carrera por el campo, creo que se llaman de campo a través, o algo así.

Ahí estaba yo, preparado, con una forma física envidiable y súper confiado en ganar la prueba.

Antes de salir, me pusieron el dorsal con un imperdible…

Y si, al dar la salida, se me cayó al suelo.

Paré para recogerlo y me adelantó todo el mundo. Todo. 

Ahora podría decirte que conseguí ganar la carrera, y no, no la gané.

Pero fui capaz de adelantar al 90% de los corredores.

Eso es no rendirse, lo llevo en el ADN y voy a transmitírtelo a ti.

 

La constancia es mucho más importante que la inteligencia, y te lo voy a demostrar, puedes dejarme tu correo aquí: 

Inscripción correo diario Gerardo Mella:

Pilar 3: Salud y Bienestar – Equilibrio en la Tormenta 

Durante mi tercera quiebra, la salud fue mi salvavidas. Aprendí que cuidarse es tan importante como cuidar tu negocio. Te compartiré estrategias para mantener ese equilibrio vital.

Y con datos de los de verdad, de los que hacen que rindas más, de los que te vuelven organizado, de los que te devuelven la memoria, de los que evitan que tu empresa cierre por culpa de tu salud. 

 

 Por Qué Escoger Este Programa:

 

 La Diferencia de Aprender de la Experiencia 

“Con más de tres décadas en el mundo empresarial, he vivido de todo. Al unirte a mi programa, no sólo obtienes conocimientos prácticos, sino lecciones de vida que sólo se aprenden en el campo de batalla empresarial.

 Te guiaré personalmente en cada paso del camino.” 

  ¡Emprende el Viaje hacia tu Éxito Hoy! 

 Únete a mi comunidad y empieza a transformar tu pasión en un negocio exitoso. 

Al final de la página tienes un ejemplo de correo, y si te inscribes, accedes a un audio que puede salvarte de la ruina, del trabajo para nada, de no caer en la confianza de los demás.

Inscripción correo diario Gerardo Mella:

Ejemplo de correo que envío todos los días:

 

Hola, qué tal?

Cómo combatir el miedo es el santo grial de la humanidad.

Hay un libro que se llama “El arte de la guerra”, lo leí hace muchos años ya, y recuerdo una frase:

Si conoces a tu enemigo, sabrás cómo derrotarlo.

Hoy, sé que eso sólo es una parte de la ecuación.

Porque, si no conozco técnicas de ataque, nunca podré hacer nada por mucho que conozca a mi enemigo.

Es más, nunca conoceré a mi enemigo si no entiendo lo que hace, si no sé el por qué lo hace.

Si te pasa como a mí, yo tengo claro cuál es mi peor enemigo:

Yo.

¿Y para qué quiero derrotarme?

Si no te has hecho nunca esta pregunta, es que ni siquiera te has dado cuenta de que tú mismo, eres tu peor enemigo.

Y lo peor de todo, no te conoces.

Te doy una pista para que empieces a conocerte:

Las palabras son nuestros deseos y los hechos son lo que realmente queremos.

La próxima vez que digas, quiero dejar de fumar, o quiero dejar el trabajo, o quiero empezar una nueva vida, o quiero empezar un negocio…

Es fácil saber si quieres o no, sólo observa lo que haces para conseguirlo.

Si es nada, pues eso, es que no quieres.

No te pelees, no tiene sentido.

Tu cabeza, mi cabeza, son nuestro enemigo más difícil, más cabrón y más traicionero que te podrás encontrar en la vida.

Bueno, yo sé algo de cerebro y de comportamiento, porque lo veo todos los días.

Veo a la gente ciega, que no sabe, que no ve que todo empieza en uno mismo.

Entonces, ¿cómo vas a derrotar al mayor enemigo que tienes, si no te conoces a ti mismo?

Mírate.

Escúchate.

Obsérvate.

Presta atención.

Hazlo sin juzgar, sin maldecir, sin culparte de nada.

Acepta primero quien eres, acepta todos tus fallos, tus adicciones, acéptate.

Esto es muy duro, nadie quiere conocerse, porque corre el riesgo de no gustarse.

Si conoces a otra persona y no te gusta, te alejas de ella y punto.

Pero si no te gustas a tí mismo, ¿no puedes escapar?

Pues claro!!!!!

Porque sólo puedes cambiar un comportamiento cuando entiendes que lo haces.

Y te digo más:

Tu comportamiento está grabado en tu cerebro.

NO lo decides tú. Está grabado.

Y sólo hay dos formas de “regrabar”:

Por un shock emocional o por repetición.

Los shock, suelen darse en circunstancias malas.

Porque también se dan cuando te enamoras, si eso es bueno o malo, ya lo dejo a tu parecer.

La única forma de hacerlo de manera consciente es repitiendo.

Repitiendo.

Repitiendo.

¿Sabes eso de que para cambiar un hábito, son necesarios 21 días seguidos para que se quede instaurado?

Pues eso, la repetición.

Pero ya te digo que 21 días son pocos.

Si todos los días lees a alguien que te ofrece otros puntos de vista, que te mete el dedo en el ojo, que te cuenta verdades incómodas, que te hace pensar un poco…

Un día, decides hacer algo distinto.

Saber que eso es posible, hace que escribir todos los días me resulte mucho más fácil.

Bueno, tengo una membresía, o lo que es lo mismo, un servicio mensual en el cual te cuento cosas de este estilo y te doy las herramientas para que tu negocio/vida mejore.

El precio lo tienes dentro.

Es lo que te puedes gastar en una comida del fin de semana.

De las buenas claro, si vas a comer de menú, entonces te parecerá caro.

Que tengas un buen día.

Inscripción correo diario Gerardo Mella: